Archivo de la categoría: Consejos

¿Cuál es el mejor Aire Acondicionado?

Mejor aire acondicionado para un apartamento

El mercado del aire acondicionado ofrece una gran variedad de sistemas y equipos con distintas prestaciones. A la hora de escoger el mejor aire acondicionado para tu vivienda o tu local, es importante que identifiques primero tus necesidades y después, que conozcas las prestaciones que las distintas marcas y modelos pueden ofrecerte.

Para ayudarte a decidir cuál es el mejor sistema de aire acondicionado para ti, te animamos a que vayas respondiendo en orden a cada una de las siguientes preguntas que te planteamos, a modo de guía para elegir tu equipo ideal.

 ¿Cuánto espacio necesitas climatizar?

Para elegir el sistema que mejor cumple tus expectativas, lo primero que debes hacer es un sencillo cálculo de las frigorías y por tanto, de la potencia que necesitas instalar.

Recuerda que necesitarás 100 frigorías por cada metro cuadrado que quieras enfriar. Una habitación estándar tiene unos 20 metros cuadrados, lo que equivale a 2.500 frigorías.

En cuanto a la potencia que necesitas, para una habitación de 20 m2 basta con un aire acondicionado de 2,5 kW. Para otras medidas, puedes consultar la siguiente tabla:

m2 KW
30-35 2,7
35-40 3,0
40-50 3,6
50-60 4,2

¿Está tu vivienda o local muy expuesto al sol?

Si la respuesta es sí, incrementa los valores antes expuestos un 15%. Si existen fuentes de calor (como por ejemplo, la cocina) hay que aumentar la potencia en 1 Kw.

¿Te interesa una solución rápida (instalación básica) o prefieres una instalación centralizada (con obra)?

Quiero una solución rápida

En este caso, la opción más rápida pero menos eficiente es comprar un equipo de aire acondicionado portátil. Resolverá tu necesidad puntual de aire frío pero consume mucho más, ocupa un espacio considerable y además hace mucho ruido.

La mejor opción en este caso es instalar un equipo tipo Split o si quieres refrigerar varias habitaciones, un sistema Multisplit, con el que podrás disponer de varias unidades interiores y sólo una exterior. Los equipos de aire acondicionado Split requieren una instalación mínima, perforar la pared para conectar los tubos de la unidad exterior con la interior e instalar un desagüe para la evacuación de los condensados.

Los splits de aire se comercializan en un amplio rango de potencias, consiguen buenos rendimientos y, según el modelo, son bastante silenciosos.

Prefiero una instalación centralizada, aunque conlleve obra

Si es esta tu respuesta, el mejor aire acondicionado para ti será una instalación de conductos. En este tipo de instalaciones, la distribución del aire se realiza mediante conductos ocultos en un falso techo y el flujo del aire fluye desde un sistema de rejillas estratégicamente colocadas.

Este tipo de aire por conductos tiene la ventaja de que la instalación queda totalmente integrada en la casa o el local, sin tener aparatos a la vista. Además, los sistemas más actualizados cuentan con rejillas programables y termostatos que permiten regular la temperatura y encendido del aire por zonas, favoreciendo el ahorro energético.

Otros equipos que requieren de una instalación centralizada y que aportan más potencia, idóneos para locales comerciales, son los cassettes de techo o los llamados suelo-techo. La ventaja de los cassettes es que distribuyen el aire en cuatro direcciones diferentes, lo que garantiza una mayor difusión de la temperatura en los locales amplios.

¿Quieres instalar aire acondicionado en el dormitorio?

Sí, y lo encenderé para dormir en verano

En este caso, el mejor aire acondicionado para ti será el más silencioso. Por lo tanto, antes de la compra debes fijarte en el nivel de potencia sonora del aparato, que viene reflejado en su etiqueta energética. Para un dormitorio no se recomienda superar los 24 decibelios.

También recomendamos que el aparato tenga entre sus opciones el “modo noche”, que minimiza su consumo energético durante las horas de sueño.

¿Quieres usarlo también en invierno? (sí, es posible)

En este caso, asegúrate de adquirir un equipo de aire acondicionado o bomba de calor reversible.  La bomba de calor reversible genera aire frío en verano y aire caliente en invierno.

La característica fundamental de las bombas de calor es que utilizan una fuente de energía renovable como es el aire, en el caso de las bombas de calor aerotérmicas. La bomba de calor es capaz de transportar más calor que la energía eléctrica que consume. Por cada kilowatio generado por el combustible fósil en una caldera de gas, la bomba de calor aerotérmica obtiene 4kw, por lo que es un sistema muy eficiente.

De todas formas, queremos puntualizar que un solo split de aire acondicionado reversible no es suficiente para calentar una casa en los meses más fríos, pero sí puede dar apoyo como sistema de calefacción complementario o en zonas climáticas con temperaturas suaves en invierno.

¿Hay mucho movimiento en tu hogar?

Los equipos más modernos hoy en día, han incorporado una serie de funcionalidades que favorecen el ahorro energético en hogares con mucho movimiento. Familias numerosas, idas y venidas, invitados, viajes, etc. Una de esas prestaciones son los sensores de presencia que apagan automáticamente el aparato si no hay nadie o reducen su potencia si hay menos personas en la estancia.

El control WiFi de los equipos de aire nos permite asimismo regular su temperatura o encenderlos y apagarlos desde cualquier dispositivo móvil como el Smartphone o la tablet.

Estas prestaciones ayudan a ahorrar energía utilizando el aire acondicionado ya que nos permite regularlo según nuestras necesidades y rutinas evitando usos innecesarios.

¿Tienes alergias?

Si es tu caso, elige aire acondicionado con filtros purificadores. Este tipo de equipos ayudan a mantener el aire limpio al evitar mediante el filtrado del aire que las partículas microscópicas de pólen y polvo penetren en el interior de las viviendas. Algunos filtros incluso eliminan el 90% de los olores. Son ideales por tanto para instalar en hogares con niños, mascotas, fumadores o personas alérgicas.

¿Quieres que tu aire acondicionado consuma lo menos posible?

SI

El mejor aire acondicionado siempre será el más eficiente, o dicho de otra forma, el que mejor rendimiento demuestre en su funcionamiento. A la hora de elegir un aire acondicionado, es importante tener en cuenta su consumo energético, lo que se traducirá en la factura energética a final de mes pero también en reducir las emisiones al medio ambiente.

Los equipos de aire acondicionado, como aparatos consumidores de energía, deben traer a la vista una etiqueta que indique su nivel de eficiencia energética, con una valoración en colores y letras de la A++ para los más eficientes a la G para los que más energía consumen.

Etiqueta energética del aire acondicionado

Esta etiqueta también muestra los valores de rendimiento estacional (SEER en el caso de aire frío y SCOP en el caso de aire caliente. Cuanto más alto sea este valor, menor será el consumo.

Otro factor en el que podemos fijarnos para asegurarnos que el equipo es eficiente es que funcione con tecnología Inverter.

La tecnología inverter regula el funcionamiento de los equipos de aire acondicionado de forma que trabajen a una velocidad más constante, lo que permite ahorros de energía de hasta el 40% con respecto a los equipos que no utilizan este sistema.

No

¿Seguro? Te recordamos que cuanta más energía consuma un equipo de aire acondicionado, más pagarás en la factura eléctrica a final de mes. Merece la pena invertir en eficiencia energética.

Si estás pensando en instalar aire acondicionado en AIRPEG te ayudamos a encontrar al profesional que necesitas. Pide presupuesto gratis para tu instalación de aire acondicionado y un instalador acreditado te asesosará personalmente. No esperas más y ponte en contacto con nosotros.

CONSEJOS PARA USAR BIEN EL AIRE ACONDICIONADO

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha recomendado hoy un uso eficiente del aire acondicionado ante la nueva ola de calor que se anuncia para los próximos días y que hará que las temperaturas se mantengan en valores muy altos.

Esta recomendación la plantea la OCU porque con las altas temperaturas se incrementa de forma exponencial el consumo de aire acondicionado y esto tiene un fuerte impacto en el bolsillo y la salud.

El uso del aire acondicionado en un piso mediano puede suponer un gasto anual de hasta 1.200 euros, una cantidad que varía dependiendo de la zona climática y, sobre todo, del número de horas que se utilice al día.

Por este motivo, la organización da una serie de recomendaciones a los consumidores con el fin de mejorar la eficiencia de estos aparatos.

Recomendaciones

El primer consejo es que se adquieran los aparatos más eficientes(A+++) ya que pueden suponer un ahorro de un 40 % en el consumo de energía frente a otro con peores prestaciones.

Aconseja también a los usuarios que ante las temperaturas que se esperan se cercioren, antes de encender el aire, de que todas las ventanas y puertas están cerradas, ya que un correcto aislamiento facilita el enfriamiento y evita que se malgaste energía.

Hay que calcular además de forma adecuada la potencia del aparato para adaptarla a las necesidades reales del usuario: una mayor potencia no significa mejores prestaciones y 2,5 kilovatios son suficientes para enfriar 20 metros cuadrados.

Estos aparatos tienen un consumo de energía elevado, pueden llegar a los 36 kilovatios hora si se mantienen encendidos 24 horas, y de ahí que sea aconsejable apagarlo durante la noche y al marcharse de casa.

Además, hay que tener en cuenta que conseguir cinco grados por debajo de la temperatura exterior es suficiente para tener la sensación de frescor, y la más adecuada para combatir el calor, sin que repercuta en exceso en la factura de la luz, se sitúa entre los 24 y 26 grados.

Para ahorrar también hay que fijarse en los modos de uso de los aparatos: el modo Eco consigue reducir el consumo en un 30% y el modo Night desconecta, además, el equipo pasadas unas horas.

Y no hay que olvidar que para que el equipo sea más eficiente al menos una vez al año se deben limpiar los filtros para eliminar polvo, polen y fibras.